Resonancia Nuclear Magnética



La resonancia magnética nuclear es uno de los principales usos médicos de la física y uno de los dispositivos de análisis más utilizados hoy día. Los sistemas de resonancia magnética nuclear (RMN) funcionan basandose en una propiedad fundamental de las partículas elementales, el spín. Esa misma magnitud que todos conocimos en química, con los valores de más y menos un medio y que era la responsable de no permitir más de dos electrones por orbital, es lo que nos permite obtener imágenes a muy alta resolución del interior del cuerpo humano. Pero… ¿cómo esta pequeña magnitud puede jugar un papel tan importante? La respuesta es sencilla: gracias a la física.

La diferencia de spín que presentan los átomos de los distintos componentes de nuestro cuerpo es la culpable de que, cuando se aplica un campo magnético, cada zona responda generando un campo eléctrico distinto, como explica la Ley de Faraday. Así, cada región de nuestro cuerpo genera una corriente eléctrica que se puede medir mediante una sencilla bobina y ser interpretada en un ordenador, lo que permite mostrar imágenes tan completas como las que hoy día registran los sistemas de RMN.

Los sistemas de RMN, además, utilizan imanes de añta potencia que necesitan estar a temperaturas próximas al cero absoluto (-263º C) debido a que es necesario que presenten una característica llamada superconductividad, que consiste en la desaparición de la resistencia eléctrica de los materiales. Así, los sistemas de RMN son una prueba de que sin los conocimientos de la física del electromagetismo, de bajas temperaturas o de la mecánica cuántica, nuestra vida no sería tan comoda como es hoy día y existirían muchas enfermedades que serían imposibles de detectar.

Contraindicaciones

La Resonancia no se puede realizar en pacientes portadores de:

* Marcapasos cardíaco
* Clips vasculares intracraneales
* Bombas de infusión de medicamentos
* Implantes cocleares permanentes.

Otros elementos metálicos: si el paciente tiene implantes metálicos, válvulas, clips cerebrales, piercing, tatuajes con pintura metálica o cualquier elemento extraño, deben consultar de qué material es e informarlo al técnico o médico del Servicio quién les dirá si es posible realizar el estudio.
Además deberán siempre comunicar al personal de enfermería cualquier antecedente personal quirúrgico o traumático, donde exista una estructura metálica corporal.

RESONADORES DE CAMPO CERRADO Y ABIERTO

Resonador De Campo Cerrado

El equipo está constituido por un gran electroimán cilíndrico, con forma de anillo, una mesa exploratoria y un puesto de control desde donde se programa y controla la prueba. Estos son los llamados Resonadores de campo alto.

clasificadosdiariosResonador De Campo Abierto

Usa la misma tecnología que el otro equipo pero el resonador no es un cilindro cerrado. El paciente descansa sobre una camilla en el centro, el técnico lo ubica de forma que el imán se coloque sobre el área de interés y el resto esté completamente fuera de la máquina. Para las Resonancias de cabeza, cuello y cerebro, se coloca una especie de casco (imanes de superficie).

Las posibilidades de este equipo para el estudio de las distintas regiones del cuerpo son más limitadas: cabeza, cuello, cerebro, cadera, rodillas, tobillos y pies. Ello se debe a una menor intensidad de campo, lo que determina una menor resolución espacial y su indicación específica es para pacientes
claustrofóbicos.

            

Fotos: Resonador Magnetico Nuclear - Open Viva - Abierto - Siemens


Agentes de contraste para RM con gadolinio, contraindicados en insuficiencia renal grave

Las agencias europeas tomaron medidas reguladoras a raíz de la aparición de casos de Fibrosis Sistémica Nefrogénica. La FDA y ANMAT habían solicitado, por su parte, en diciembre de 2006, que los profesionales realicen los reportes correspondientes. En esa oportunidad advirtieron del riesgo en pacientes con insuficiencia renal moderada.

NOTA INFORMATIVA DE LA AGENCIA ESPAÑOLA


FIBROSIS SISTÉMICA NEFROGÉNICA Y CONTRASTES DE GADOLINIO PARA RESONANCIA MAGNÉTICA

La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) desea informar a los profesionales sanitarios sobre nuevos datos de seguridad relacionados con la administración de contrastes para resonancia magnética (RM) que contienen gadolinio en pacientes con insuficiencia renal grave y la aparición de Fibrosis Sistémica Nefrogénica (FSN).

Los agentes de contraste para RM con gadolinio autorizados en España son los siguientes: gadobenato de dimeglumina (Multihance®), gadobutrol (Gadovist®, Gadograf®), gadodiamida (Omniscan®), gadofosveset (Vasovist®), gadopentetato de dimeglumina (Magnograf®, Magnevist®), gadoterato de meglumina (Dotarem®), gadoteridol (Prohance®) y gadoxetato disódico (Primovist®).

El Grupo de Trabajo de Farmacovigilancia (PhVWP) de la Agencia Europea de Medicamentos (EMEA) ha revisado los datos disponibles en relación con la aparición de FSN en pacientes que han recibido este tipo de contrastes. Tomando como base las recomendaciones del PhVWP, la AEMPS, de forma coordinada con otras Agencias Reguladoras europeas, ha adoptado las siguientes medidas:

*Contrastes para RM con gadodiamida (Omniscan®):

+ Su uso está contraindicado en pacientes con insuficiencia renal grave (tasa de filtración glomerular-TFG < 30 ml/min/1,73 m2) y en pacientes sometidos, o que van a someterse, a transplante hepático.
+ En neonatos y en niños de hasta un año de edad, solo debe administrase tras una cuidadosa valoración, debido a la inmadurez de su función renal.

*Contrastes para RM a base de otros quelatos de gadolinio diferentes a gadodiamida:


+ La administración de estos contrastes en pacientes con insuficiencia renal grave (TFG < 30 ml/mn/1,73 m2), solo debe realizarse después de una cuidadosa valoración del
balance beneficio-riesgo para cada paciente individual.

       

      




 

Inicio | Especialidades | Aparatología | Instalaciones | Servicios | Institucional

Producido por Karma Web